castillo de Arbeteta,... "simbolo y roca"


La provincia de Guadalajara fue tierra de fronteras durante casi todo el medievo y por tanto el Parque Nacional del Alto Tajo. Desde la ocupación islámica, en el siglo VIII, se establecieron en ella numerosa tribus, fundamentalmente bereberes, que dieron lugar al nacimiento de numerosos enclaves fortificados. La conquista cristiana se lleva a cabo durante los siglos XI,XII y XIII. Las viejas fortalezas islámicas, que fueron ocupadas en la conquista, serán sustituidas o considerablemente modificadas por sus nuevos dueños, unas veces por los daños sufridos en los combates y otras por no adaptarse a las formas de vida y costumbres de los cristianos, también por incorporar los adelantos técnicos producidos en fortificaciones
.

El castillo roquero de Arbeteta se encuentra rematando con justeza un fuerte peñasco que domina el estrecho valle por el que discurre el arroyo de la Rambla, afluente del Tajo, al norte de la localidad de Arbeteta, provincia de Guadalajara.

Desde la localidad puede accederse a este castillo a través de un paso muy estrecho.

A este castillo se le reconocen orígenes remotos. Se sabe que, al menos en el siglo XV perteneció al mayorazgo de la familia La Cerda, condes de Medinaceli.

Es una pequeña fortaleza de planta cuadrangular que carecía de torres, pues no las necesitaba. De cara al barranco existe una apertura o poterna. El estrecho paso por el que hoy día se accede al castillo fue en tiempos remotos cortado para ofrecer foso, y hacer sólo accesible el castillete a través de puente levadizo. Hoy día constituye una magnífica estampa de alcázar vigilante sobre el abrupto y estrecho valle que corre a sus pies.

Se encuentra en estado de ruina consolidada. Su estampa de bravura se ha visto reforzada con una inteligente restauración llevada a cabo recientemente y el acceso es libre.
.

Se encuentra al principio de las Serranías del Alto Tajo y a continuación de las Alcarrias y de las zonas del embalse de Entrepeñas, donde están los pueblos de Sacedón, Córcoles, Alcocer, Millana, Sacedón y otros; por la otra parte-la zona de Cifuentes-se encuentran Trillo, La Puerta, Pareja y las míticas "Tetas de Viana de Mondéjar".

En 1190 aparece como donación del antiguo castillo musulmán de Arbeteta a la iglesia de Cuenca. Años después, los Reyes Católicos conceden el castillo a Don Luis de la Cerda, Conde de Medinaceli. Un siglo después, se dice que fue alcaide de esta fortaleza el comendador Alonso Osorio, Capitán de sus Altezas, con 60000 maravedíes de salario y más de 250 fanegas de pan mediano.